domingo, 13 de diciembre de 2015

Las Amigas Que Curan

A menudo nos encontramos perdidos, sin rumbo, con un vacío que nos atrapa en el que todo carece de sentido. Es en ese momento cuando las necesitamos a ellas… esas hadas que están ahí para escucharte y comprenderte, sin juicios, para aceptarte y sanarte, porque ellas son las amigas que curan.

 
Ellas no han sido siempre las mismas… han tenido distintos rostros y distintos momentos.
En la infancia y la adolescencia creemos en una amistad sin límites que está por encima de todo, pero con frecuencia esa amistad es volátil y dolorosa, cargada de engaños y decepciones que van modelando tu ser y endurecen tu carácter.
Hoy las conocemos como amistades tóxicas, esas que te infravaloraron y ridiculizaron vestidas con trajes blancos de almas inseparables. Las adorabas tanto, que creías ciegamente en ellas, dispuesta a sacrificarlo todo y luchar por ellas… Pero poco a poco empiezas a ver sus verdaderos ropajes, ya se han  quedado con tu esencia, llega el día en el que descubres que para ellas simplemente eras una muñeca de trapo y como tal serías olvidada… Ten cuidado, estas “amistades” también existen en la edad adulta, aléjate de ellas, porque hay amigas… que matan.
Esas decepciones tan dolorosas que en el momento no comprendes son las que te irán dando alas para volar y hacerte fuerte. Gracias a ellas descubrirás el verdadero significado de la amistad y hará que encuentres a personas especiales, que te quieran y acepten tal y como eres sin condiciones… esas que te harán reír en los momentos más duros, las que te llevarán a bailar y cantarán a tu alma, te ayudarán a encontrar tu rumbo, compartirán sus preocupaciones más íntimas y los silencios más agradables, te abrazarán para sanar todo tu ser, te mirarán con comprensión, compasión y ternura, brindarán por los buenos momentos sin envidia y con alegría, te serán sinceras y ayudarán a reconocer tus errores, harán que te perdones y que sigas creciendo y brillando… son ellas… las amigas que curan.
 
Son compañeras que son amigas, amigas que son hermanas, primas que son amigas… están ahí para que no estés sola. Aprende a reconocerlas y lucha por ellas, pero sólo por las verdaderas.
 
 

5 comentarios:

  1. Cuánta falta hacen! Tú eres una amiga que cura. Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Que gran verdad!!! Y q difícil es desenmascararlas, pero te ayudan a ver cuando por fin encuentras las q si lo son. Gran post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Verónica...así es hacen falta muchos desengaños para aprender a distinguirlas...

      Eliminar
  3. Que bonita y sabía reflexión. Enhorabuena por tu blog!

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tu opinión sobre las entradas y sugerir temas que te interesaría para futuras publicaciones