domingo, 14 de febrero de 2016

Canelones de Atún

¡Me encantan los canelones! y si son de atún más:


Ingredientes:
  • pasta para canelones
  • queso rallado

Para el relleno:
  • Sofrito (aceite de oliva, cebolla, ajos, zanahora, pimiento verde, tomate)
  • Atún
  • Huevo duro
  • Orégano
  • Pimientos rojos (en conserva)
Para la bechamel:
  • margarina
  • leche
  • harina
  • sal
  • pimienta molida
  • nuez moscada
  • pimientos rojos
Elaboración:
Pones abundante agua a hervir, cuando empiece a hervir añadimos un poco de sal y un poquito de aceite de oliva. Añadimos las placas de canelones poco a poco y dejamos que hiervan hasta que estén blandas.
Mientras se cuece la pasta hacemos un sofrito con un poco de aceite, cebolla picada, ajos, zanahora y pimiento verde, sofreímos, cuando esté todo dorado añadimos el tomate picado y continuamos así haciendo el sofrito, añadimos un poquito de sal. Una vez hecho retiramos del fuego y trituramos.
Una vez que esté la pasta bien cocida, escurrimos bien y ponemos cada lámina sobre un paño limpio para que se sequen, luego daremos la vuelta a cada una para que se sequen por el otro lado.
A continuación terminaremos de preparar el relleno, al sofrito ya triturado le añadimos atún, huevo duro, pimiento rojo picadito y orégano.
Llega el momento de rellenar los canelones, ponemos una cuharada aproximadamente sobre cada lámina, enrollamos y ponemos sobre una fuente de horno (es recomendable ponerle un poco de margarina o mantequilla a la fuente).
Cuando tengamos ya la fuente con los canelones preparamos la bechamel. Ponemos 1 vaso y medio de leche a calentar, el otro medio vaso de leche lo batiremos con dos cucharadas de harina, un poquito de sal, nuez moscada, pimienta molida y pimientos. Batimos con la batidora y añadimos a la leche que está al fuego, no pararemos de remover hasta que empiece a hervir, dejamos que hierva un poco y retiramos del fuego. Vertemos la bechamel sobre los canelones, ponemos queso rallado y horneamos, estará listo cuando veamos el queso gratinado.
Este plato se puede congelar sin problemas, bien antes de ponerle la bechamel o después. Luego podemos hornear directamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu opinión sobre las entradas y sugerir temas que te interesaría para futuras publicaciones