sábado, 16 de abril de 2016

Hadas en la Tierra II

Sin darme cuenta esta es la publicación número sesenta del blog y con más de seis mil visitas esta publicación me gustaría que fuese aún más especial. Así que he decidido escribir sobre otro Hada en la Tierra: El Hada de la Felicidad.
Todos pasamos por malos momentos, baches que en muchas ocasiones nos hacen tocar fondo. Momentos de incomprensión, pena y tristeza continua… en esos momentos cuando más lo necesitas llega este ser a tu vida.
Es probable que ya la conocieras. pero no había un lazo muy fuerte o no había existido la oportunidad de conocerla realmente.
Yo, como todos o la mayoría, he pasado por una de esas temporadas. Momentos causados por un ser de oscuridad de esos que llaman robadores de energía. Personas que te van contaminando con su ira y su rabia, personas que están tan mal consigo mismas que hacen tanto daño a los que pasan a su alrededor que acaban haciéndote que te pierdas, que no sepas quien eres, que te culpes de todo y que te olvides de tu luz interior y eso haga que enfermes.
En esos momentos llega el Hada de la Felicidad. Llega a tu rutina diaria, como por ejemplo haciendo el camino de ida y de vuelta a la comida, compartiendo  alguna charla que para cualquiera pudiera suponer ser una conversación sin importancia, pero sí tiene importancia, y mucha, pues con sus palabras la oscuridad desaparece, con los paseos vuelve la comprensión y  las ganas de sonreír…
Este Hada tiene una luz inconfundible, siempre está de buen humor, incluso en los momentos difíciles tiene la más bonita de las sonrisas, su espontaneidad te contagia y hace que acabes queriéndola con toda tu alma.
Disfrutas de cada momento con ella, se convierte en tu confidente, en tu paño de lágrimas y en el de las alegrías. Ahora ya es una persona imprescindible en tu vida.
Siempre tendrá una palabra de ánimo y te mostrará tanto respeto como adoración, sentimientos mutuos y sinceros.
Cuando vuelvas a brillar seguirá a tu lado y juntas la luz es aún más bonita y fuerte…
Espero que esto te ayude a reconocer a tu Hada de la Felicidad, ese es el objetivo de esta publicación y por supuesto agradecer a la mía todo lo que ha hecho, hace y seguirá haciendo por mí.
 
 
Te quiero amiga.
P.D. Ya le puedes decir a tus “enanas” que haces muchas cosas bien (además de dormir y conducir genial)… entre ellas: curar almas…

2 comentarios:

Puedes dejar aquí tu opinión sobre las entradas y sugerir temas que te interesaría para futuras publicaciones