domingo, 10 de abril de 2016

Pan Rústico de Masa Madre

Este pan es más complicado que el de la entrada anterior, este es un pan de los de toda la vida. Así que os animo a que os arremanguéis y os enfrentéis a este nuevo reto.
 
Primero activaremos nuestra masa madre: para ello cogemos 100 gramos de nuestra masa madre original, 100 g de harina de fuerza y 100 g de agua y dejamos reposar (unas 4 horas). Pasado este tiempo tendremos una masa llena de burbujas y habrá aumentado su volumen.
 
Ingredientes:
  • 475 g de harina panificable (de fuerza)
  • 25 g de harina integral de centeno o trigo
  • 290-300 g de agua

  • 200 g de masa madre natural (mira mis entradas previas para ver cómo se hace)
  • 10-12 g de sal.
 
Elaboración:
 
Mezclamos todos los ingredientes y amasamos con las manos para que queden todos los ingredientes bien integrados. Tapamos con un paño limpio y dejamos reposar 30 minutos.
Cada 15 minutos, amasaremos durante 10-15 segundos, repetiremos este proceso 4 veces.
 
Pasadas unas 4 horas (cuando haya ganado volumen, aunque no llegue a doblarlo), formaremos la hogaza.
 
 
Colocamos nuestra bola grande de pan en un bol grande forrado con un paño enharinado, para que no se pegue. Dejamos fermentar otras 3 horas hasta que casi haya doblado su volumen, con cuidado le damos la vuelta y ponemos sobre papel de hornear, con la mano le quitamos un poco de harina. Le haremos un corte para ver cómo la miga está formada. Podemos hacer cuatro cortes, como el típico pan rústico.
Tendremos el horno precalentado fuerte, a 240-250ºC (encendido arriba y abajo). En la parte de abajo pondremos una bandeja de horno a la que justo cuando metamos el pan añadiremos agua para que se genere vapor, ese vapor es el que hará que se forme una buena corteza. Horneamos durante 10 minutos. Pasados esos 10 minutos vamos bajando la temperatura a medida que avance la cocción (cada 10 minutos 5-10ºC menos), hasta llegar a los 210-200º. El tiempo total de cocción será una hora. Si el pan se empieza a dorar demasiado, podemos cubrirlo con papel de aluminio. Una vez hecho, se deja enfriar en una rejilla, cuando esté frío lo envolvemos en un paño limpio y esperamos al día siguiente para disfrutarlo.

2 comentarios:

  1. Este pan tarda más en ponerse duro, verdad? Es una buena opción para tener pan casero para varios días. Tengo que animarme con la masa madre :)

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tu opinión sobre las entradas y sugerir temas que te interesaría para futuras publicaciones