miércoles, 17 de agosto de 2016

Tarta de Chocolate y Cerezas

Esta receta la debería clasificar como "muy golosa" así que perfecta para un día de esos que estemos ansiosos de algo dulce...

Ingredientes:
Para el bizcocho:

  • 300 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 350 ml de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 75 g de cacao en polvo
  • 12 g de levadura en polvo (preparado químico “royal”)
  • ½ cucharadita de canela molida



Para el relleno:

  • Mermelada de cereza


Para la cobertura

  • 200 g de chocolate postres
  • 200 g de mantequilla
  • 40 ml de leche


Para decorar:

  • Cerezas


Elaboración:
Batimos muy bien todos los ingredientes para elaborar el bizcocho. Lo ideal es batirlo en la batidora con las varillas. Ponemos en el molde de horno  aceite y luego un poco de harina para que podamos desmoldarlo bien.
Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos, sabremos que el bizcocho está listo cuando al pincharlo con un palillo éste salga limpio. En mi caso tardó unos 45 mi pero este tiempo depende del horno, tipo de molde, etc.
Una vez que el bizcocho está frío lo dividimos en dos capas, la parte de abajo la ponemos directamente sobre el plato en el que lo vayamos a servir. En dicha parte ponemos la mermelada de cereza. Si queremos que esté más jugoso lo calaremos antes de ponerle la mermelada  (para calar ponemos un vaso de agua a calentar con 2-3 cucharadas soperas de azúcar, canela molida y un chorreoncito de lictor (el que más os guste, yo usé Disaronno y dejamos que hierva un minuto, a continuación con ayuda de una cuchara cubrimos la superficie del bizcocho que luego rellenaremos). A continuación, con cuidado ponemos la otra capa del bizcocho, lo cerramos.
Para la cobertura de chocolate: ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo, removemos continuamente hasta que todo esté derretido y bien integrado. Dejamos enfriar un poco, pero no mucho para que no solidifique. Justo antes de usar lo volveremos a remover.
Con ayuda de una cuchara, vamos cubriendo el bizcocho, dejamos que solidifique sobre el bizcocho y volvemos a poner otra capa. Cuando la segunda capa esté casi solidificada ponemos las cerezas.

Y éste es el resultado, he de decir que la foto no hace justicia, con las prisas se me olvidó hacer la foto y ésta la rescaté de otro móvil… Pero os confirmo que el sabor es delicioso. Si os sobra la podéis congelar (de hecho, yo la probé tras haber estado congelada).






Leer más...

jueves, 11 de agosto de 2016

Gazpacho de Sandía



Estamos en tiempo de tomates y sandía, y estos dos ingredientes combinan a la perfección en esta receta tan refrescante.

Ingredientes:

  • 500 gramos de tomates (que tengan su buen color rojo)
  • 500 gramos de sandía (con la piel ya quitada)
  • medio pimiento verde
  • medio pepino
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de Aceite de Oliva
  • 1-2 cucharadas de vinagre (al gusto)
  • 2/3 de una cuchara pequeña de sal


Elaboración: 
Pelamos los tomates, el pepino, el ajo y junto al pimiento limpio lo ponemos todo en la batidora en trozos no muy grandes. Batimos muy bien.

Ahora preparamos la sandía que ya la tendremos sin piel. Le quitamos todas las pepitas que podamos y la cortamos en varios trozos. Añadimos la sandía a la batidora y el aceite. Batimos durante unos minutos hasta que esté todo bien fino.

Probamos y añadimos la sal y el vinagre al gusto. Volvemos a batir para que quede bien integrado.

Si queremos que nos quede aún más fino podemos pasarlo por un colador o chino.

Por último, lo metemos en la nevera y dejamos que enfríe al menos un par de horas para que se ponga bien fresquito. A la hora de servir podemos ponerle hielo si lo queremos aún más frío.

Es ideal para acompañar la comida,  tomar a media mañana o tarde.



Leer más...

lunes, 1 de agosto de 2016

Las Magdalenas Caseras de Mamá

Desde pequeña he hecho magdalenas con mi madre, bueno, mi misión abrir los moldes y ponerle azúcar con canela justo antes de meterlas al horno. Son las únicas magdalenas que me gustan realmente, las que ella prepara. Esta vez ha sido la primera que las he hecho yo, claro que bajo su supervisión. Mi madre suele hacerlas a menudo, para regalar a alguien que ha tenido algún problemilla de esos que nos hacen pararnos para respirar más hondo. Esa misma es la razón por lo que yo las hice, con el fin de intentar darle un poquito de fuerza a una persona que está en esos momentos.




Bueno, no me enrollo más y comparto la receta con vosotros.

INGREDIENTES:
  • 1 kg de huevos
  • 1 litro de aceite aromatizado*
  • 1 kg de azúcar
  • 1 kg de harina
  • la ralladura de un limón
  • el zumo de un limón
  • una cucharadita de bicarbonato
  • azúcar y canela

ELABORACIÓN:
Batimos los huevos (con batidora eléctrica o a mano, yo en esta ocasión usé un robot de estos de batir que compré en el LIDL y es estupendo para estas cositas). A continuación añadimos el aceite, sin dejar de batir, el azúcar poco a poco mientras seguimos batiendo y el resto de ingredientes. Continuamos batiendo, es fundamental que esté todo muy bien batido para que nos salgan esponjosas y crezcan bien. Sabremos que nuestra masa está lista cuando la propia masa empiece a burbujear. Como os comento, se puede batir a mano, pero muy enérgicamente.


Tendremos el horno precalentado a unos 200ºC.

Con ayuda de una cuchar vamos poniendo la masa en los moldes, los llenaremos un poquito más de la mitad, y colocamos en la bandeja del horno. Por encima espolvoreamos un poquito de azúcar mezclada con canela molida.

Ya tenemos listas nuestras magdalenas para ser horneadas, mantendremos unos minutos las magdalenas con el horno a 200ºC pero pasados unos minutos lo bajaremos a 180º. Tendremos las magdalenas listas cuando estén doraditas.



Así de fácil se hacen unas deliciosas magdalenas, qué, ¿os animáis a hacerlas?


Leer más...