miércoles, 17 de agosto de 2016

Tarta de Chocolate y Cerezas

Esta receta la debería clasificar como "muy golosa" así que perfecta para un día de esos que estemos ansiosos de algo dulce...

Ingredientes:
Para el bizcocho:

  • 300 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 350 ml de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 75 g de cacao en polvo
  • 12 g de levadura en polvo (preparado químico “royal”)
  • ½ cucharadita de canela molida



Para el relleno:

  • Mermelada de cereza


Para la cobertura

  • 200 g de chocolate postres
  • 200 g de mantequilla
  • 40 ml de leche


Para decorar:

  • Cerezas


Elaboración:
Batimos muy bien todos los ingredientes para elaborar el bizcocho. Lo ideal es batirlo en la batidora con las varillas. Ponemos en el molde de horno  aceite y luego un poco de harina para que podamos desmoldarlo bien.
Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos, sabremos que el bizcocho está listo cuando al pincharlo con un palillo éste salga limpio. En mi caso tardó unos 45 mi pero este tiempo depende del horno, tipo de molde, etc.
Una vez que el bizcocho está frío lo dividimos en dos capas, la parte de abajo la ponemos directamente sobre el plato en el que lo vayamos a servir. En dicha parte ponemos la mermelada de cereza. Si queremos que esté más jugoso lo calaremos antes de ponerle la mermelada  (para calar ponemos un vaso de agua a calentar con 2-3 cucharadas soperas de azúcar, canela molida y un chorreoncito de lictor (el que más os guste, yo usé Disaronno y dejamos que hierva un minuto, a continuación con ayuda de una cuchara cubrimos la superficie del bizcocho que luego rellenaremos). A continuación, con cuidado ponemos la otra capa del bizcocho, lo cerramos.
Para la cobertura de chocolate: ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo, removemos continuamente hasta que todo esté derretido y bien integrado. Dejamos enfriar un poco, pero no mucho para que no solidifique. Justo antes de usar lo volveremos a remover.
Con ayuda de una cuchara, vamos cubriendo el bizcocho, dejamos que solidifique sobre el bizcocho y volvemos a poner otra capa. Cuando la segunda capa esté casi solidificada ponemos las cerezas.

Y éste es el resultado, he de decir que la foto no hace justicia, con las prisas se me olvidó hacer la foto y ésta la rescaté de otro móvil… Pero os confirmo que el sabor es delicioso. Si os sobra la podéis congelar (de hecho, yo la probé tras haber estado congelada).






1 comentario:

Puedes dejar aquí tu opinión sobre las entradas y sugerir temas que te interesaría para futuras publicaciones