martes, 6 de septiembre de 2016

El Momento

Necesitaba inspiración y ésta ha llegado a través de este cuaderno…su título su frase han hecho que quiera abrirla y plasmar en ella las miles de cosas que rondan en mi mente.
Hace poco alguien me comentó que había leído mi blog y me dio las gracias por las cosas que escribía, porque decía que le había ayudado y estaba convencida que podría ayudar a más gente. En ese momento mi corazón se estremeció y la emoción llegó hasta mis ojos. La verdad es que es algo con lo que siempre he soñado, poder ayudar a los demás, pero he de ser sincera, cuando escribo no siempre lo hago con esa intención. Lo hago en la mayoría de las ocasiones sin pensar dejando que mi mente se exprese…
Otro día otra persona me comentó que echaba de menos mis reflexiones y mi respuesta fue: necesito inspiración para escribir cosas alegres no quiero nada triste, necesito escribir sobre un momento especial…
Estuve pensando en mi respuesta y me di cuenta que las reflexiones no son positivas ni negativas, son pensamientos, vivencias… en definitiva simplemente reflexiones… ¿y qué momento es especial?
Nos pasamos la vida planificando y buscando el momento perfecto, el momento especial que marque el mejor día de nuestra vida. En muchas ocasiones ese “momento perfecto” no llega y en otras, cuando creemos estar ante él vemos que no está en nuestras manos conseguirlo.
Me paro y me detecto a hacer balance de mi vida, de esos momentos que han marcado mi ser, hago una lista mental y descubro que si no todos la mayoría han surgido de forma espontánea, sin preparación o planificación. No todos esos momentos necesariamente han sido alegres muchos de ellos se han encargado de mostrarme grandes enseñanzas y hacerme madurar. Sí, he de reconocer que muchos otros si ha habido algún hadita o duende que a contribuirlo a hacerlos aún más mágicos.
Ahora tengo una tarea por delante, considero que algo difícil, y es el recordarme esto cada día, olvidarme en la medida de lo posible de agendas, de planificación y de tanto control. Necesito dejarme llevar por la espontaneidad la mía y la de los demás… y en cada uno de esos momentos que surgen cada día, poner ilusión, porque cada uno de ellos es único e irrepetible.
 

2 comentarios:

Puedes dejar aquí tu opinión sobre las entradas y sugerir temas que te interesaría para futuras publicaciones